jueves, 12 de febrero de 2009

La percepción visual

La percepción visual es un proceso durante el cual una persona recibe un conjunto de estímulos visuales.

A través de él, selecciona formas y colores, los compara y los interpreta. Así pues, en la percepción de las imágenes no solo actúa el sentido de la vista, sino también la experiencia personal, los gustos, las motivaciones…

Para poder percibir un mensaje visual es necesario primero poner atención. La atención se refiere a la concentración de la mente sobre algún estímulo visual. Por ello, los profesionales de la imagen utilizan en sus ceraciones una serie de efectos visuales cuya finalidad es atraer la atención del receptor. Son: proximidad y semejanza, continuidad, destaque y homogeneidad.


PROXIMIDAD Y SEMEJANZA



Cuando una serie de elementos visuales

se encuentran cercanos entre sí llaman poderosamente la atención concibiéndose como un conjunto.Si además de estás próximos los elementos son iguales o semejantes el efecto se potencia.










CONTINUIDAD




Si varios elementos visuales se disponen en una dirección concreta se percibe con gran rapidez la figura que marca dicha dirección.









DESTAQUE




Cuando interesa destacar una figura sobre otras se suele colocar en el centro o a la derecha de la imagen. Además se elige un color o un tamaño diferente a los otros elementos visuales del conjunto.






HOMOGENEIDAD



Si el emisor del mensaje pretende que el receptor perciba todos los elementos de una imagen con la misma intensidad, crea un efecto homogéneo, es decir, unificado: iguales o parecidos tamaños, formas, colores y movimientos.